Reventódromo

reventona 01

Reventona:  Zagala que “esta en todo lo suyo”, lo que se dice,
“a puntico de caramelo”, “apretaica” (si la pinchas, explota) y
“sensuas”

Esta a un paso de ser englobada (me gusta esta palabreja) en la
categoría: “Ya no es lo que era” porque, como todo lo bueno,
el momento reventón es la hostia de fugaz.
Un día la moza se levanta y se encuentra fofa y mortal y ahí
se acabó la película.

Hay un pegote de tipos de reventona como por ejemplo:
La que parece que se va a partir, La de las tetas, La rusa,
La reventona original (¿donde andará?), La amiga de la
reventona original, …

Todos los tipos de reventona por igual provocan reacciones
absurdas, penosas e incontrolables a los machos a su alrede-
dor como: hacer giros de cuello anatómicamente imposibles
(y mortales), movimientos espasmóticos de cabeza acompaña
dos de ojos fuera de órbita, tocar instrumentos invisibles como
el ukelele, la carraca y la pandereta (rollo air guitar), convul-
siones varias, grititos dementes, aullidos estúpidos, llantos
inconsolables y problemillas de contención intestinal.

Se recomienda huir de puntos de concentración de reventonas
(Reventódromos) para evitar crisis autodestructivas y ridículos
varios.

Nota: Esta sección va a ser fija y periódica, pretendiendo
mostraros tipos de reventonas potencialmente letales.

Anuncios

5 Respuestas a “Reventódromo

  1. Amen! hermano chinchorrero

    Propongo hacer un grupo de mariachis, ir a los reventrodromos, tocar en plan desastre y locos perdíos, gritando y saltando.
    Me pido el arpa de boca!… quedan libres el triangulo, las cucharillas y la botella de anis del mono.

    No podía faltar este post.

  2. Algún otro ejemplo a cuerpo entero para entender mejor el concepto?

  3. Manso: tu propuesta patético-zíngara esta llena de posibilidades (a cual más triste y surrealista)
    “Estamos trabajando en elloooooouuu”

    Prosinecki: No te pongas nervioso.
    Reventodromo va a ser una sección fija en la que iran apareciendo especímenes periódicamente.
    Tenemos muchos ejemplos en la recámara pero
    no podemos soltarlos de golpe no vayamos liarla.

  4. Pingback: Reventódromo. Capítulo II « The Cock in Vinegar

  5. Pingback: Mi primer cotillón « THE COCK IN VINEGAR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s